Los historiales médicos suponen la mayor fuente de denuncias por protección de datos

El abanico de denuncias por la vulneración de la LOPD es amplio pero las referentes al trato de historiales clínicos de pancientes son la principal fuente de las mismas. Eso, a pesar de que la gran mayoría de clínicas cumplen con la inscripción inicial de ficheros. En datos, un 98% del sector privado y un 83% dentro del terreno público cumplen con esta normativa. El resto de obligaciones recogidas por la ley y el acceso correcto a los datos manejados por el sector sanitario son parte de los aspectos a mejorar.

Los datos manejados por los centros sanitarios son de los considerados como “especialmente protegidos” por lo que los profesionales del sector deben recibir una educación muy importante en cuanto a protección de datos.

Con esta excusa, la Asociación de Clínicas y Entidades sin Internamiento de la Comunidad de Madrid y la Agencia de Protección de Datos de esta comunidad autónoma celebran unas jornadas destinadas a profesionales con las que fomentar el conocimiento de la normativa y el manejo correcto de los datos de los pacientes.

La mayor parte de quejas y denuncias de los ciudadanos en cuanto al tratamiento de sus datos personales en el ámbito sanitario se refieren a difusión de sus datos en Internet, aparición de expedientes médicos en contenedores en la vía pública, almacenamiento de documentación clínica en áreas sin restricción de acceso, pérdida de historiales o la utilización de los datos sanitarios para finalidades no autorizadas.

La concienciación del personal sanitario que maneja datos tan sensibles es muy importantes, tanto para mantener la privacidad y derechos de los usuarios como para los mismos profesionales expuestos a duras sanciones tanto económicas (las más habituales oscilan entre los 60.000 y 300.000 euros) como laborales (inhabilitación) y penales (se puede llegar a penas de prisión).