World of Warcraft, Xbox Live o Second Life también han sido vigilados

The Guardian, New York Times y ProPublica han publicado nuevos documentos filtrados por Edward Snowden que demuestran que la Agencia Nacional de Seguridad estadounidense (NSA) y la británica (GCHQ) también se infiltraon en comunidades online de videojuegos para recolectar datos y en busca de posibles terroristas.

Según los nuevos informes hechos públicos, agentes de las agencias de inteligencia crearon personajes virutales en comunidades de juegos como World of Warcraft, en aplicaciones como Second Life o, incluso, en el servicio online de Microsoft, Xbox Live. Todo ello con la inteención de conseguir datos a través de chats y demás servicios ya que las autoridades de ambos países veían en los juegos online una gran oportunidad para recolectar información sobre terroristas.

Por cierto, los informes filtrados no demuestran que consiguieran información útil alguna a través de estos medios que haya derivado en la captura de terrorista alguno…

En 2008, agentes de la NSA y del GCHQ escribieron un informe titulado
“Exploiting Terrorist Use of Games & Virtual Environments” donde queda claro cómo se decidió almacenar de froma masiva datos de los jugadores de Xbox Live, un servicio con más de 48 millones de suscriptores. A ello hay que sumar las comunidades de World of Warcraft y Second Life que también fueron víctimas del espionaje.

Una prueba más de que, al parecer, nadie ha quedado al margen de este sistema masivo de recolección de datos y espionaje.