Protección de Datos valida el sistema de identificación usado por la Guardia Civil

La Agencia Española de Protección de Datos ha avalado el sistema de identificación de ciudadanos usados por la Guardia Civil basado en la introducción de ciertos datos personales de interés policial en una base de datos conocida como Sistema Integral de Gestión Operativa (SIGO).

Este aval por parte de la AEPD viene tras las denuncias de varios grupos políticos (Amaiur e Izquierda Plural) en el Congreso de los Diputados así como por quejas realizadas desde la Unión de Guardias Civiles (UGC) de Navarra y de la Asociación Unificada de Guardia Civiles (AUGC) de Alicante además de la reclamación de un particular.

La coalición abertzale llegó a comparar el sitema utilizado por la Guardia Civil con los métodos empleados por la Stasi (policía secreta de la República Democrática Alemana) o la policía Vichy (policía francesa durante los años de ocupación nazi). El diputado de Amaiur Jon Iñarritu declaró durante una sesión parlamentaria que “durante años, bajo el argumento de la lucha contra ETA se han cometido todo tipo de excesos y violaciones de la ley” denunciado la existencia de “identificaciones indiscriminadas” comparables a las de régimenes totalitarios.

La resolución dictada por la AEPD concluye que los métodos de la Guardia Civil se acogen a la normativa vigente: “las identificaciones son selectivas y de interés policial, no realizándose de forma indiscriminada ni conforme a un cupo por agente“, “los datos se recaban en función de la relevancia que le atribuye el agente en función del punto de identificación, sin que existan campos obligatorios ni un modelo común“.

Según las investigaciones de la Agencia “el número de identificaciones por patrulla oscila entre el 0’17 por ciento y el 0,32 por ciento” y “del conjunto de personas identificadas se graban los datos de las que parecen más relevantes, almacenándose una de cada cuatro identificaciones” verificando además que existe un “sistema robusto” en la gestión de SIGO. Los datos almacenados en SIGO se almacenan durante 24 meses imponiendo nuevas restricciones en su consulta a los 6 meses de ser almacenados.

Esta resolución se ha publicado tras la denuncia el pasado mes de Abril de un particular donde apuntaba a la inclusión de información personal de ciudadanos sin antecedentes penales en SIGO sin ofrecer la información a los afectados. Dicha resolución avala el sistema empleado por la Guardia Civil conllevando la archivación de la denuncia del particular (cabe recurso de reposición) y despeja las dudas planteadas tanto por los grupos parlamentarios como por las asociaciones de Guardias Civiles que se habían quejado del mismo.