Polémica por las cámaras de videovigilancia de los parques de Alicante

La Agencia Española de Protección de Datos ha declarado ilegal el sistema de cámaras de videovigilancia instalado por el Ayuntamiento de Alicante en parques, colegios y otros espacios públicos potencialmente objetivos de vandalismo.

La AEPD ha instado a la institución alicantina a retirar las 41 cámaras instaladas al considerar que atentan contra la privacidad de los ciudadanos y no contar con los permisos necesarios. Esta resolución puede sentar un precedente para otros ayuntamientos, como el de Valencia, que planeaba una actuación similar.

Dicha resolución fechada en el pasado mes de Julio obedece a una investigación abierta tras la denuncia de un sindicato policial y en ella se apunta a la “desproporción” de captación de imágenes tomadas y almacenadas por las 41 cámaras instaladas. Según se puede leer en las conclusiones de la Agencia “la instalación de cámaras en colegios y parques es lícita, en este caso abarcan un gran espacio de vía pública y algunas de ellas captan todo el ancho de la calzada y el largo de la calle“. La AEPD recalca además que, las cámaras no están autorizadas por el Gobierno y solo cuentan con el permiso del Ministerio de Fomento a la empresa instaladora. Eso sí, la Agencia no cuenta con la autoridad para obligar a esta retirada de cámaras y solo puede notificar al Ayundamiento la infracción de la ley pertinente.

El tema de la colocación de este tipo de cámaras sigue siendo un asunto complicado y polémico al confrontarse intereses como el derecho a la intimidad con la seguridad pública.