Las autoridades francesas se enfrenta a Google por no respetar la privacidad

La Comisión Nacional de Informática y Libertadas (CNIL), responsables de la protección de datos en Francia, ha anunciado el inicio de un procedimiento sancionador contra Google por no respetar la normativa francesa relativa a los datos de usuarios.

CNIL otorgó al gigante de Internet un periodo de tres meses para que ajustara su normativa de privacidad a la ley vigente en este país europeo pero Google “no satisfizo las demandas por lo que “va a designar un relator a fin de iniciar un procedimiento formal de sanción“. Los responsables de Google Francia no han querido hacer ninguna declaración sobre esta situación por el momento.

Google se expone a una sanción económica que podría ascender hasta 150.000 euros, el máximo que el CNIL puede aplicar en un asunto de este tipo.

El origen de esta polémica se remonta a Marzo de 2012, momento en que Google fusionó las políticas de privacidad y confidencialidad de varios de sus servicios como Gmail, GTalk o Gogle+ (un asunto que ya hemos comentado en varias ocasiones previas). El pasado mes de Junio, tras una investigación abierta por el CNIL, las autoridades franceses pidieron a los de Mountain View que introdujeran varias modificaciones en estas políticas para adaptarse a su normativa, algo que tras el perido de tres meses previsto no se ha producido de manera satisfactoria.

El principal problema radica en que Google no explica de manera clara la finalidad de los datos personales recolectados ni el tiempo de conservación de los mismos.

Ahora se abre un periodo muy interesante ya que al CNIL francés pronto se podrían sumar los expedientes sancionadores de más agencias de protección de datos europeas.