Europa busca conseguir un mayor control de los datos tras el “caso Facebook”

La semana pasada, muchos usuarios de Facebook denunciaron que algunos de sus mensajes privados aparecieron en su perfil público tras el rediseño de la página por parte de Facebook. Tras este caso, los reguladores europeos han comenzado a preocuparse por el manejo y control de los datos personales que se se hace en las redes sociales y pretenden establecer un nuevo sistema de protección de los mismos.

El objetivo perseguido por la nueva legislación que se pretende redactar es dar a los usuarios de la Red un mayor control sobre el uso que las empresas tecnológicas hacen sobre sus datos personales. Una de las premisas fundamentales de esta regulación es que los usuarios den su permiso de manera explícita antes del procesamiento de datos personales. La clave reside en cómo y cuándo se dará este consentimiento.

Jan Philipp Albrecht, miembro del Partido Verde alemán y del Parlamento Europeo que está a cargo del borrador de la regulación, destacó que el incidente con Facebook pone de relieve que los usuarios necesitan un mayor control sobre sus datos. En un comunicado de prensa, Albrecht habló en los siguientes términos sobre la futura legislación:

“El acuerdo informado y explícito para todos los afectados por procesamiento de datos debe ser un principio rector”. Habrá muy pocas excepciones, si es que las hay”.