Privacidad: 25.000 demandantes se enfrentan a Facebook

Europa vs. Facebook. Así podríamos titular la vista oral que se celebra en el Tribunal de Justicia de la Unión Europea en Luxemburgo y donde un joven abogado austriaco pretende conseguir un cambio en las políticas de privacidad llevadas a cabo en esta red social.

La historia de Max Schrems

Max Schrems, que así se llama este joven abogado, cuenta con un largo historial de lucha por la privacidad contra grandes empresas norteamericanas: Google, Apple, Microsoft, Yahoo o Skype, además de la mencionada Facebook, a las que ha demandado en los respectivos países en los que consta su sede en Europa. Una lucha que inició tras una estancia en Estados unidos donde tuvo la ocasión de asistir a una conferencia de Ed Palmieri, abogado especializado en privacidad de Facebook, y donde pudo constatar  su enorme desconocimiento sobre la ley europea en materia de protección de datos.

Schrems se enfrenta a Facebook por la privacidad

Precisamente la denuncia presentada por Schrems contra Facebook en Irlanda es la que ha llegado al TJUE después de que el Tribunal Superior del país británico haya decidido consultar si se aplica la legislación europea de manera correcta. Uno de los principales puntos a debate es el concepto de “safe harbor” (puerto seguro) que consiste en que multinacionales como Facebook, Apple…aseguran proteger los datos recopilados de sus usuarios en Europa y destruidos pasado un tiempo a pesar de ser transferidos a Estados Unidos.

Precisamente, este será uno de los principales puntos de discusión en la vista toda vez que haya salido a la luz el espionaje a gran escala llevado a cabo por la NSA en Estados Unidos.

Esta demanda que ha llegado hasta el Tribunal Europeo en Luxemburgo no es la única que Schrems mantiene abierta actualmente contra Facebook. El joven abogado inició una demanda colectiva por violación de la privacidad contra la red social a la que ya se han unido 25.000 codemandantes. En esta denuncia los demandantes piden una compensación de 500 euros por cabeza pero el objetivo que tratan de conseguir no es el de conseguir una compensación económica sino conseguir que un tribunal declare que las políticas de privacidad de Facebook no se ajustan a las leyes europeas.

#DejenDeSeguirme

Estas demandas coinciden con una campaña de Amnistía Internacional contra la vigilancia masiva ilegal a la que han llamado #DejenDeSeguirme, un nombre con el que tratan de viralizar su mensaje a través de redes sociales para llegar a la mayor cantidad posible de personas.

Salil Shetty, secretario general de Amnistía Internacional, ha declarado lo siguiente sobre esta campaña:

“La tecnología actual da a los gobiernos un poder sin precedentes para observar lo que hacemos en Internet. Necesitamos un mecanismo independiente que vigile a los vigilantes para que no haya abusos de poder. Pero hoy son pocas las leyes, si es que las hay, que protegen realmente nuestro derecho humano a la intimidad frente a la vigilancia masiva indiscriminada. De hecho, hay más países estudiando leyes que confieran mayores poderes de vigilancia a expensas de los derechos de las personas”.

En el sitio web de Amnistía Internacional para informar de esta campaña (amnesty.org/dejendeseguirme/) se denuncia que en el caso de espionaje de la NSA se han recogido 5.000 millones de registros de ubicación de teléfonos móviles cada día y casi 42.000 millones de registros de internet (historiales de navegación, búsquedas, correos electrónicos y chats online) en un solo mes.

La concienciación acerca de la privacidad y protección de datos entre los ciudadanos es cada vez mayor y tanto las demandas de Max Schrems como la campaña de Amnistía Internacional son buena prueba de que el malestar por estos casos es cada vez mayor.