Más datos sobre el caso de espionaje de EEUU y Reino Unido

Desde que se destapara el caso de espionaje global de los servicios de inteligencia estadounidense y británico no dejan de aparecer datos a cada cual más preocupante.

Según los documentos filtrados por el ex-agende de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), Edward Snowden, tanto esta agencia norteamericana como su homóloga británica (GCHQ) habrían burlado los sistemas de seguridad de Internet descifrando información confidencial de los usuarios. Los datos aportados por Snowden revelan que “durante la última década la NSA ha llevado a cabo un agresivo esfuerzo para romper las tecnologías de cifrado en Internet más usadas” con el fin de que “las grandes cantidades de datos que estaban descartadas ahora puedan ser explotadas“.

Estos datos apuntan a que la NSA contaría con métodos encubiertos para acceder a información sensible como datos bancarios o informes médicos algo cuya privacidad estaría supuestamente garantizada por diferentes empresas y organismos públicos. Los expertos de la agencia de inteligencia habrían conseguido introducir “puertas traseras” en los sistemas de cifrado más usados en la Red teniendo acceso a “grandes cantidades de información“. Algo que, según parece, solo habría sido posible gracias a la alianza entre los gobiernos y grandes empresas cuyos nombres no se revelan en los documentos referentes a la NSA pero gracias a los papeles del GCHQ pdoemos conocer: Hotmail, Google, Yahoo! y Facebook (entre otros).

Esto, unido a la enorme influencia de la NSA en los estándares internacionales de sistemas de cifrado de la información habría sido decisivo. En los papeles expuestos ahora a la opinión pública se llega a suar el término “enemigos” para referirse a los usuarios de Internet confirmando que nos encontramos ante un asunto ciertamente preocupante.

Por cierto, según los datos conocidos tras las filtraciones la NSA no habría conseguido aún romper los sistemas de cifrado de smartphones de cuarta generación (4G) algo que, no dudamos conseguirán pronto de ser cierto que no lo hayan logrado todavía.