La AEPD archiva denuncia contra Google Street View

Google Street View es uno de los sevicios más polémicos en cuanto a asuntos relacionados con la privacidad y la protección de datos. Aunque, según la Agencia Española de Protección de Datos no hacen nada ilegal al respecto. Esto es lo que se entiende tras dar por archivada una denuncia presentada por la sociedad Privacidad en Internet contra el servicio de geolocalización del gigante de Mountain View.

Privacidad en Internet presentó en Mayo de 2012 una denuncia ante la AEPD tras advertir que en la web de Street View se podían ver las matrículas de coches sin difuminar. En la AEPD pudieron comprobar que, efectivamente, se podían encontrar matrículas de coches sin difuminar así como el restro de varias personas “principalmente en áreas con alta probabilidad de aparición de transeúntes, como plazas y calles peatonales“.

Desde la Agencia explican que Street View dispone de un enlace que permite informar al responsable del servicio de situaciones como las expuestas cuyo funcionamiento ha convencido a la AEPD de que su funcionamiento es lo suficientemente eficiente para desestimar la denuncia:

“El enlace conduce a una página que nos permite resaltar el área en la que se encuentra el error y aportar información sobre el tipo de error a notificar. Entre los tipos de errores sobre los que se puede informar están los relacionados con la privacidad, los de contenido inapropiado y un tercer apartado de otros.
Dentro del primer grupo, el sistema ofrece la posibilidad de indicar si el problema radica en que la imagen muestra una cara, un edificio, un coche o una matrícula sin difuminar. Una vez realizada la solicitud de corrección, se remite de manera automática un correo electrónico a la dirección de correo facilitada, en el que se informa que las imágenes están en proceso de revisión.
Los servicios de inspección solicitaron la revisión de una imagen que mostraba una cara sin difuminar el viernes 2 de noviembre de 2012. La solicitud fue resuelta el sábado 3 de noviembre, indicando que los cambios podrían tardar 24 horas en ser visibles. El lunes 5 de noviembre de verificó que efectivamente la cara estaba difuminada”.