Facebook: mejor publicidad, menos privacidad

El pasado mes de Junio, la red social Facebook anunció un nuevo cambio en su algoritmo de publicidad. Este cambio consiste basicamente en incorporar la historia web de los usuarios a estos algoritmos con el objetivo de ofrecer una mejor publicidad más personalizada a los gustos de cada uno. Un método que ofrece dudas en cuanto a la privacidad se refiere.

Este cambio implica que Facebook “vigila” las actividades de los usuarios fuera de la propia red social, analizando los sitios web que se visitan antes de llegar a la página de Facebook aunque nada tengan que ver con la misma. Esto es necesario según la compañía para ofrecer una publicidad más efectiva pero supone una clara intromisión en la privacidad de cada uno.

Desde el grupo Trans Atlantic Consumer Dialogue, un organismo dedicado a compatibiliar las políticas de derechos de los consumidores europeos y estadounidenses, ha instado a la Comisión Federal de Comercio (FTC) de Estados Unidos a abrir una investigación sobre esta nueva política de Facebook. Según los representantes de este organismo, el cambio en la estrategia publicitaria de Facebook sería contrario al acuerdo vigente entere FTC y Facebook (firmado en 2011) tras una investigación por deficiencias en la protección de la privacidad por parte de la red social.

Desde Facebook no han tardado en defenderse de estas acusaciones. La portavoz de la compañía, Jodi Seth argumenta ante la alarma que se puede generar por este caso que los usuarios tiene la opción de elegir si se excluye o no su historial web del organismo de publicidad y afirmó que “el nivel de control que los usuarios ejercen sobre la publicidad que ven en Facebook supera los estándares de la industria”.

Tras unas largas e intensas polémicas, en Facebook se introdujeron mecanismos para que cada usuario pueda configurar en su perfil puntos clave de su privacidad y controlar qué informaciones dejan libres a terceras partes. Un mecanismo que en las próximas semanas conoceremos si se antoja suficiente ante este nuevo giro en la política de la popular red social.