La AEPD expedienta al Ayuntamiento de un pueblo mallorquín

La Agencia Española de Protección de Datos ha abierto un procedimiento contra el Ayuntamiento de Artà, un pueblo de Palma de Mallorca, por una presunta infracción en el tratamiento de datos personales de la Polícia Local.

Denuncia del sindicato

El pasado día 9 de Mayo, representantes de Comisiones Obreras interpusieron una denuncia contra el Ayuntamiento de Artà ante la AEPD por una presunta infracción en el tratamiento de los datos personales de los agentes de policía de la localidad. Según se ha podido saber, los representantes de CC.OO presentaron la denuncia por la creciente “preocupación entre el funcionariado de la Policía Local y al saltar a la luz pública la vulnerabilidad del sistema informático” utilizado por la entidad pública.

La presunta infracción denunciada tiene que ver con la revelación de los datos personales en un fichero donde se hacen públicas las ayudas prestadas a los policías locales.

En la denuncia presentada ante la AEPD se mencionan como casos concretos las dos actas de la junta de gobierno local fechadas el 9 de Enero y el 6 de Febrero, ambas de 2014. En estas actas, se publican las ayudas recibidas por los agentes de seguridad junto a su nombre completo y categoría. Una vulneración de los datos que podría catalogarse como grave debido a que no deberían aparecer los datos personales de los policías sino su número identificativo.

Desde CC.OO lamentan que se hayan publicado estos datos ya que los agentes de policía cuentan con un número identificativo por motivos de seguridad y proteger sus datos personales.

La segunda reclamación incluida en la denuncia tiene que ver con la propia publicación de las concesiones de ayudas con datos personales como nombre y apellido. Según entienden desde el sindicato, se estaría infringiendo la Ley Orgánica de Protección de Datos al hacer públicos las propias ayudas junto al nombre y apellido del beneficiario.

Reacciones

Desde el Ayuntamiento, y por medio del propio alcalde de Artà, se ha manifestado el disgusto porque el caso haya llegado tan lejos. El propio alcalde manifiesta que lamenta mucho todo este asunto así como “la total falta de comunicación con los sindicatos” a los que se acusa de “poca disposición” para haber tratado el tema de una manea directa entre ambos organismos.

La AEPD por su parte, ya ha nombrado a los instructores del caso además de informar al Ayuntamiento de que dispone de un plazo de quince días para presentar las alegaciones que estime oportunas.